sábado, 28 de julio de 2007

Sobre la ouija y el juego de la copa

28 de Julio de 2007

En éste post quisiera hablar sobre la tabla ouija y el "juego de la copa".

Ambas cosas son en realidad lo mismo, la ouija es un tablero en el que se encuentran en semicirculo las letras del alfabeto, en la parte inferior los números del cero al 9 y a la izquierda y derecha las palabras "si" y "no", dejando en el centro un espacio en que se coloca una pieza en forma triangular que señala las letras. El juego de la copa es lo mismo, pero en lugar de un tablero se colocan en una mesa las letras recortadas en un cartón o papel de manera similar al tablero y en el centro se coloca una copa de cristal invertida. Los jugadores deben colocar cáda uno un dedo sobre la copa o la pieza triangular, invocar a un espíritu y, la copa o la pieza triangular comienzan a moverse a lo largo del tablero formando palabras en respuesta a las preguntas que le formulan los jugadores.

Parece un juego inofensivo, pero en realidad, estos "juegos", son altamente peligrosos, dado que lo que se hace en realidad al jugar estos juegos, es abrir una puerta por la que los espíritus pueden comunicarse con las personas, una puerta entre los vivos y los muertos. Todos los testimonios de los que juegan al juego de la copa o la ouija son desalentadores, y éstas experiencias son altamente desagradables y traumatizantes, porque los espíritos que se pueden invocar mediante la ouija son entidades bajas, generalmente mentirosas y potencialmente malignas, y éstas pueden quedarse en la casa donde se ha jugado o, en el peor de los casos, poseer el cuerpo de alguna de las personas que han jugado el macabro juego. En algunas oportunidades se puede contactar con alguna entidad buena, generalmente personas recientemente fallecidas, seres queridos de alguno de los participantes del juego, pero ésta circunstancia es totalmente azaroza, al jugar se abre la "puerta", a través de ella puede pasar cualquier entidad. Así mismo, cuando una persona juega sóla, lo cual es mucho más peligroso aún, generalmente es contactada siempre por el mismo espíritu, y ambos, el espíritu y la persona, se obsesionan el uno por el otro, perdiendo la persona todo interés y voluntad. Éstas personas sólo quieren jugar con la ouija, y el espíritu domina totalmente su persona, se vuelven "ouija dependientes", queriendo consultar todo con su "amigo" espiritual.

Estos "juegos" (en realidad no lo son) son muy peligrosos, los riesgos a lo que las personas que los realizan son varios y de diferente gravedad, se han registrado casos de posesion demoniaca, apariciones fantasmagoricas, muertes repentinas o la no grata presencia de nuevos "huespedes" en los hogares.

Por último quisiera recordar que todos los fenómenos que escapan al entendimiento natural, los que se pueden catalogar como sobrenaturales, porvienen del mundo espiritual. Es decir de Dios o del diablo. La forma de comunicarse con Dios es la oración, por lo que nada que pueda contactarse con una tabla ouija vendrá de su lado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

no se si sera verdad estoo....pero lo q si q es verdad es q no lo quiero jugar NEVER!!!

isabel dijo...

tienes razon acerca de la ouija... a los espiritus no hay que molestarles, cunado una persona se muere todas las respuestas se van con ella, y ya no se puede hacer nada...

Amatista dijo...

Los entes que surgen por este medio provienen de un sitio que:
Generalmente se denomina en las teorias "Bajo astral", donde habitan los denominados espiritus del error.

Y ninguna entidad de un plano elevado; siempre segun las teorias mas creibles...Se comunica por ningun metodo espiritista.

Ningun familiar muerto, ni angel, ni santo...

Y si fuera un familiar el que por desgracia se cominica...el ultimo sitio donde uno querria que este es ese.

Saludos

Y con respecto a este medio. la ouija JAMAS se DEBE USAR...

Toxicmen dijo...

bueno, a mi me encanta jugar este juego... y siempre llamo a la misma persona... no me creo quija dependiente haha XD

barbara dijo...

a pesar de ke ya he visto muchas informaciones sobre la ouija.. ciento unas ganas terribles de jugarla.. por un lado ciento pokito de miedo por el otro lado tengo muchas ganas de jugarla.. kiciera verle a mi hermana ke se suicidó.. si juego lo haré por ella.

Anónimo dijo...

Yo también quiero jugar pero la verdad es que me da mucho miedo, y ley por ay que las personas impresionables son las que más probabilidades tienen de ser poseídas, y yo soy muy impreciónable aún que me gusten mucho estas cosas. Emanuel